domingo, julio 15, 2007

DIOS DEMANDADO: DOMICILIO DESCONOCIDO


¡Carajo!, no lo pude evitar. Copio esta noticia espectacular del sitio: http://www.noticiaslocas.com/EEkAlEZuky.shtml

Un prisionero rumano inició una demanda judicial contra Dios por haberlo dejado en manos del Diablo.

En su demanda, el reo sostiene: "Yo, Pavel M., actualmente encarcelado en la Penitenciaría Timisoara, cumpliendo una condena de 20 años por homicidio, solicito acciones legales contra Dios, residente en el Cielo, representado aquí por la Iglesia Ortodoxa Romana, por cometer los siguientes crímenes: estafas, ocultamiento, abuso contra los intereses de la gente, aceptar sobornos y tráfico de influencias".El preso argumenta que su bautismo fue un contrato entre él y Dios, quien se suponía debía mantenerlo alejado del Diablo y de problemas."Dios inclusive reclamó y recibió varios bienes y oraciones a cambio de perdón y de la promesa de que me mantendría alejado de los problemas y tendría una vida mejor. Sin embargo, me dejó en manos del Diablo", explicó el hombre.La demanda fue enviada a la Corte de Justicia de Timisoara y de allí a la Oficina del Fiscal General aunque, según informaron, sería desestimada ya que no podrían citar a declarar al acusado.

6 comentarios:

TheJab dijo...

Un pato tirándole a una escopeta, jajaja...
revisaré 'omnipotencia' en el buscón de la RAE :D

¡Fiat Lux!

Antonio dijo...

Podrían notificarle aquí.

Un Abrazo.

Donbeto dijo...

TheJab:
la escopeta omnipotente ni se dió por enterada del disparo del pobre pato rumano.
Por mi parte buscaré "potencia" en el vademécum, en el apartado: "viagra y similares"
Arriba Juárez!

Antonio:
Cuantas joyitas empolvándose en la enorme biblioteca del monstruo virtual. Ese escrito tuyo merece un premio. ¡Mira que pudiste conversar con el meritito macizo!
....You are now chatting with god.
Recontrachanfle!

Aaron Ortiz dijo...

Si demandas a Dios, quien sería tu abogado?

Donbeto dijo...

Aarón:
En un paréntesis narcisistas te diré que te envidio. Mi madre me contaba que para nominarme al nacer contemplaron tres opciones:
el nombre que tengo; Isaac ó Aarón.
Siempre que me lo comentaba le decía que me hubiera gustado llamarme "Aarón". Me evoca señorío.
Acabé en "Beto" ¡Qué jodidencia!.
Basta!, al punto.
Si yo demandara a Dios buscaría de abogado al diablo pero disfrazado de Madre Teresa de calcuta.
Saludo envidioso

Donbeto dijo...

Aarón:
Vuelvo en este momento de darle un vistazo a tus dos espacios. Conocí hace meses el que tienes en inglés y, para ser sincero, me exasperó (absurdamente, lo sé ahora) el que un hondureño escribiera exclusivamente en inglés (no ví tu otro blog)y me contestara que prefería comentarios en inglés. Por eso no te había visitado desde entonces y además (my fault) te había "olvidado" completamente al grado de que en el registro de visitas aparecía una de Honduras sin que te asociara a ella.
La verdad, viendo tus dos espacios, me has impresionado agradablemente y hasta ¡Te haré (uggghhh) comentarios en inglés!
Toleraré tu religiosidad y ojalá que tu toleres mi catolicismo agnóstiherético.
Un abrazo ecuménico