domingo, noviembre 04, 2007

SINTOMAS MEXICANOS: BERTA (SIN ACHE)


Berta ha dado, sin saberlo con certeza, alrededor de 68 vueltas alrededor del sol.
Vende periódico en el crucero de las calles en cuya esquina está la cafetería en que mis amigos y yo, cotidianamente, de 7 a 8 AM nos reunimos desde hace años con el insulso objetivo de encontrar temas para conversar.


Juan, el marido de Berta fue, por muchos años, el “propietario” del punto de venta. Hace cuatro años Juan enfermó y no pudo seguir trabajando, ella lo sustituyó.

“Mi viejito lindo está p’iorcito pero al ratito, cuando acabe la venta del periódico, le llevo su cafecito calientito que tanto le gusta y ójala ( así, esdrújula) que diosito santo lo alivie ó se lo lleve porque está sufriendo mucho el pobrecito”

Así me respondía Berta cuando le preguntaba por Juan, con la abundancia de diminutivos que vuelve entrañable, tierno y pequeñuelo hasta al mismísimo Dios, tan solemne para otras culturas.

Maravillosamente, la enfermedad (po’s parece que cáncer en los pulmones) y el no acceso a los cuidados hospitalarios que habitualmente prolongan meses una agonía, acabaron rápidamente con la vida de Juan. Mes y medio fue el lapso desde que no pudo trabajar hasta que murió.

Juan vendía 100 periódicos diarios. Berta vende cada vez menos. Actualmente 70.
Cada diario vendido representa una ganancia de un peso. Setenta pesos por jornada (alrededor de seis y medio dólares)
Cada vez se tarda más horas en el crucero
“No se porqué ‘ora la gente ya no compra como antes. Cuando empecé terminaba pa’ las once de la mañana y ‘ora hay días que me paso aquí hasta las dos ó tres de la tarde”.

Varias veces le he comentado a Berta la que creo explicación de su problema. El periódico hace campañas muy activas para que sus lectores se suscriban y reciban el diario, en papel, en sus casas y además, puedan entrar a la edición electrónica en Internet.
Cuando le sugerí a Berta que diversificara los productos que vende (hace unas deliciosas “gorditas de harina”) me dijo que no se podía porque el periódico (“El Norte”, del Grupo Reforma) no les permite vender ninguna otra cosa.

Insensibilidades del Capitalismo Salvaje.

El caso de Berta es reflejo de muchas de las deficiencias que el sistema mexicano tiene para ofrecer un verdadero sistema de seguridad social y además, de la incapacidad para crear fuentes variadas de empleo lo suficientemente remunerativas como para asegurar algo más que la supervivencia basal.

Realmente no sé si yo, mis amigos, y los cada vez menos numerosos clientes de Berta le estamos ayudando ó perjudicando manteniéndonos ajenos al sistema de suscripción. Desde hace meses algunos le pagamos un peso extra por el periódico que ella acepta con naturalidad y, desde hace semanas, exige.

Pero en lugar de sentirme aliviado, me inunda una sensación de malestar.
Alguno de los clientes de la cafetería, supuesto benefactor, comentó: “Pinche viejilla. Ya no le voy a comprar el periódico. Se encabronó porque ayer no se lo compré…¡En lugar de agradecer!”.

Berta ha perdido la sonrisa que la caracterizaba. Ya no suena la radio de baterías que antes inundaba la calle con música norteña y música “Colombia” –cumbias- y, más ominoso todavía. Desde hace semanas dejó de culminar cada venta con “¡Que diosito me lo ayude!”… se lo he reclamado y ahora dice:
¡Que Dios nos ayude!

Le ofrecí 100 pesos por tomarle las fotos de las que coloqué una acá. Le pareció una fortuna.
Hace unos días me dijo: “¡¿Cuándo me vuelve a retratar?!”, con una sonrisa entre pícara y esperanzada.
Le respondí:
“¡Nunca más, Berta….. Se puso celosa mi mujer!”

Al menos supe que Berta todavía puede lanzar una sonora carcajada
DANDO SEGUIMIENTO A BERTA
13 AGOSTO 2008

“¡NOS VA A CARGAR LA VERGA!”
Concordaría, si a alguien le importara, en la dislocación cognitivo-afectiva implícita en acudir a resucitar al agonizante Pos’-t-Regio de manera tan desconsiderada y poco empática para quienes, en justicia, podrían exigir explicaciones para el largo abandono ó, mínimamente, exigir una disculpa por haber dejado sin responder los comentarios a mi aviso de impasse de hace meses.
Garantizo que paulatina, pero posteriormente, trataré de reconectarme en forma mas personalizada.
Por lo pronto me atrae reinaugurarme con la frase de entrada, expresada por uno de mis amigos pero que intuyo es compartida, con variaciones lexicales, por una gran cantidad de regiomontanos y mexicanos de élite (15-20 % de la población) presa de una súbita “toma de conciencia” del avasallador sentimiento de desamparo e impotencia ante la cercanía, cada vez mayor, de amenazas a su integridad física y patrimonial.
Me atrae porque compartir y rebotar con alguien mas el análisis de las manifestaciones sintomáticas de nuestra comunidad ha sido, largamente, la motivación principal de mis incursiones por acá y sentir tan intensamente que “nos va a cargar la verga” merece revisión para, al menos, intentar disminuir el azoro pendejo de considerarnos víctimas y no, como estoy convencido, corresponsables de una larguísima historia de indiferencia, desamor, egocentrismo y falta de compromiso y solidaridad social.
El tema da para mucho pero esbozaré el inicio de mi postura recordando y dando seguimiento a Berta, la vendedora de periódico de quien escribí –y pubiqué foto- en Nov.-2007.( http://pos-t-regio.blogspot.com/search/label/capitalismo%20salvaje )
Berta fue atropellada hace una semana, en la madrugada de Sábado, en su habitual sitio de trabajo, por un vehículo “de lujo” –dice ella- en el que iban tres “jovencitos” borrachos. Quedó tirada en el pavimento, imposibilitada de incorporarse porque el impacto le lastimó seriamente la pierna izquierda. Aunque algún cliente llamó a “Tránsito” y a la Cruz Roja, los primeros nunca llegaron –son los supuestos encargados de investigar esos casos- y la ambulancia de la segunda tardó una hora en recogerla. Recibió mínima atención –una venda que debió pagar- y ni siquiera el mas “chafo” de los estudios radiográficos. Fue dada de alta rápidamente y por sus propios medios debió llegar a su casa (¿cómo será su casa?...le preguntaré). Como no podía caminar tuvo que pedir prestado para pagar un taxi y, al día siguiente, con serias dificultades para movilizarse, ya estaba de nuevo intentando, precariamente, preservar su modus vivendi.
Pésimo pronóstico.
Además de la lesión, la edad y la selva de desconsideraciones que es nuestra sociedad, a Berta ya se le instaló una competidora mucho mas joven en el centro del crucero.“¿Qué onda Berta?” –le dije ayer- “ ¡‘Ora si le juego las carreritas!”“No” –respondió- “P’os ‘toy bien fregada”“Quien le manda no ser rica, Berta” –contesté salvajemente-“Cuando menos a mí no me van a secuestrar nunca”¿Qué tal?

Los comentarios fueron:
Antonio dijo...
Pues nada te salva de que sea yo el primero en comentar.He visto a Bertha después de pasar a dejar a mi hija a la escuela especial. No me imaginé que le hubiera pasado eso.Nunca la van a secuestrar. Es cierto. A nosotros tal vez nos secuestren y a nadie le va a importar (o les va a valer verga), como no importaron todos los secuestros que hubo antes de que mataran a Martí.Un Abrazo.
15 de agosto de 2008 12:22 AM


dull dijo...
En la madre! Don beto don beto! ya van a poner la carretera!!!"valiendo verga" diriamos mas pa'l noreste haciendo alusión a cuando nos va a cargar el payaso, o la berga, que es lo mismo (con b grande, asi mas cariñosamente).y de Bergas a Berthas, la Bertha es un ejemplo mas a lo que uno se expone en este paiscecillo.Me maravilla tu capacidad de voltear a ver a aquellos que pocos ven... a pesar de estar siempre ahi.Un abrazo, tan largo como su prolongado retiro hihilista...muy mamón por cierto.
15 de agosto de 2008 10:39 AM

Donbeto dijo...
Gustazo verte aquì, querido Toño. Gracias por tu visita y tu comentario.Tu ùltimo pàrrafo me lleva a parafrasear una conocida frase que no recuerdo, de la que no recuerdo el autor y que, por todo ello, deberìa avergonzarme plagiar. Me salva de la pena el que soy un desvergonzado:"los policìas golpearon y robaron el aguinaldo a un albañil y no me importò. No me ha importado que miles de Bertas carezcan de los mas elementales derechos asistenciales, laborales y legales. Decenas de funcionarios pùblicos se han enriquecido haciendo uso perverso del poder y no me importò. Conozco personas que han comprado la libertad de familiares que cometieron delitos graves y lo he aplaudido. He conocido personas que han contratado agentes policìacos para 'madrear' a algùn enemigo y no me ha parecido mal. He atestiguado diversos abusos de alguien fuerte para con un dèbil y me ha parecido 'natural'porque he creìdo que pertenecìa a la primera categorìa.Ahora que estoy a merced de unos fuertes que no han seguido la vieja regla de 'somos de los mismos', quizà pueda entender que a las Bertas y Juanes de Mèxico les valga verga lo que me pase."¡En la madre!, se lee amargosìsimo y desesperanzado lo que he escrito pero, como sigo creyendo en la vieja aseveraciòn de Marx -Carlos, no Groucho- de que en toda sociedad la clase dominante funciona con una tesis a la que, inevitablemente, se le construye una antìtesis. Me resulta optimista saber que alguna sìntesis tendrà que producirse. Ojalà que seamos capaces de algo nuevo y no, meramente, de una reediciòn de nuestra vieja tesis de "cada quièn pa' su santo".Abrazo correspondido
15 de agosto de 2008 10:47 AM

Donbeto dijo...
¡Cabronsìsimo tocayo!...¿Còmo supiste que mi retiro era solamente una 'mamada'?Esto es, justamente, lo que extrañaba durante mi mamòn nihilismo. ¿serè masoquista?.A pesar de ello,Humberto, te sigo queriendo -y admirando-.Fìjate que tengo 4 ò 5 ò 2 ò 9 relaciones continuadas con personajes 'jodidos' y me fascina haber conseguido -con dificultad a veces- no tenerles làstima. Ahora no tengo chance de buscar pero me metiste la...duda: "Berga" ò "Verga" ???Abrazo fuerte15 de agosto de 2008 11:00 AM

21 comentarios:

TheJab dijo...

¿Descontón Sarapero?

¿Siguen igual que hace 25 años?

Donbeto dijo...

mi no comprende
me chisporrotean axones y dendritas por....por...¿descontón?

TheJab dijo...

... es que me llamó la atención la nota que aparece en el diario que sostiene Berta.

Antonio dijo...

Ahí a la vuelta, en la Vistahermosa, está la escuela especial a donde llevo a mi hija todas las mañanas, camino del trabajo.

¿Capitalismo salvaje? Nada ¡Qué cada quien se rasque con sus propias uñas!

Yo salgo todos los domingos a comprar El Norte al señor de la esquina. Mis finanzas no dan para el papel diario. Ayer me entretuve preparando el desayuno (los domingos es mi turno) y mi esposa salió. El vendedor le dijo --¿Y aquel no vino? --Se quedó dormido --, mintió mi esposa.

Antes tenía que salir antes de las 9 o no encontraba el periódico. Ahora puedo salir a las 11 y es probable que lo encuentre. El venderor sólo vende el norte y el sol, pero junto a él casi siempre hay un tipo y una mujer que venden jugos y otras cosas. Como siempre están muy sonrientes supongo que son amigos o familiares.

Hace unos años, cuando El Norte se lanzó al DF con el Reforma, ocurrió que los voceros del DF agrupados en una especie de sindicato conocido como "Unión de voceadores" tenía la exclusiva de la venta en las calles. El Reforma no quiso acordar con ellos porque no reparten los días de descanso. Para poder romper la exclusividad de los voceadores los ejecutivos y editorialistas del Norte-Reforma hicieron una campaña que les ganó la simpatía de la sociedad.
Hicieron oir su voz.

¿Cómo pueden Berta y sus compañeros hacer oir su voz sin que se interprete como la manifestación de un sindicato voraz en contra de una empresa?

Un Abrazo.

Blog de Kekox dijo...

a ver como se va a poner estos años que vienen con todos los migrantes que nos regresen, estaba viendo en el periodico que hoy no fueron muchos jornaleros en California a trabajar porque si los detienen, no los deportan, los meten a la carcel en USA

Donbeto dijo...

Ya caigo, Joel!

Hace años, Antonio, mis hijos estuvieron en un colegio situado por ahí ("Amaranto"). En uno de esos episodios surrealistas que en nuestro país se vuelven "costumbristas", el colegio se deshizo, ó casi, porque la Directora compró un boleto de la rifa del Tec y ¡salió premiado con la residencia multimillonaria!. Se armó un lío legal entre accionistas, mesa directiva y la funcionaria porque la buena señora lo puso a nombre del colegio pero alegaba que lo había pagado con su dinero. Los otrora gentiles, educados, civilizados y tolerantes personajes involucrados perdieron todo barníz de buenas costumbres y mostraron la profunda esencia nacional: mentadas de madre, bloqueos y mantas en la entrada, división en 3 grupos capaces, cada uno,de cualquier bajeza en búsqueda del dinero del premio. Haz de cuenta PRI, PAN y PRD.
¿Será el mismo?
En cuanto al "Norte" recuerdo muy bién las acciones que emprendió para penetrar en el dificilísimo mercado de la prensa del DF. Por azares del destino estuve enterado de toda la planeación que se efectuó desde dos años antes. En realidad Alejandro Junco (el dueño) fué un estratega bismarckiano. Estaba anticipado el conflicto con los voceadores de la Cd de México y estaba totalmente planeada la respuesta.
El grupo Reforma (sus accionistas) han hecho enorme fortuna con sus periódicos y no me parece mal porque han sabido competir y porque nosotros tenemos la opción de ser, ó no, sus clientes. Lo que no me parece sano ó al menos solidario para con sus vendedores callejeros es que, con un recurso legaloide consistente en llamarlos "microempresarios" rehuyan todo tipo de corresponsabilidad laboral.
Berta tendrá que rascarse con sus propias uñas.
¡Carajo!

Donbeto dijo...

Y sin embargo, Kekox, hoy mismo leí otra nota que habla de que empresarios del medio oeste gringo se quejan porque les hace falta mano de obra.
Creo que la dureza que están aplicando algunos condados en contra de los inmigrantes ilegales tiene propósitos publicitarios porque se empezará a calentar el ambiente electoral de los EEUU.
Creo también que penalizar con cárcel prolongada a gente cuyo único delito es inmigrar ilegalmente a un país es un despropósito que amerita fuerte protesta por parte de nuestro gobierno. Siempre he creído que los vecinos tienen derecho a poner las cercas que quieran en su territorio y el derecho a deportar a quienes atrapen, pero, a tono con los tiempos regresivos de la política gringa y violando, una vez más, uno de los artículos de su propia constitución (el que dice que por ningún motivo se aplicaran castigos desproporcionados, crueles e inhumanos a nadie)siguen resquebrajando los principios que los hicieron grandes y prósperos.
Te saludo

W dijo...

Doctor... te propongo algo.... qué te parece si te mando los 100 pesos semanales para que le tomes fotos a Berta y me las mandas por email.... porque pretendo pegarlas en mi refrigerador y al menor intento de tirarme al piso en la desgracia, voy a voltear a ver su sonrisa y a decirme : "Babosa, de qué te quejas ?"

Tú dile a tu esposa que lo haces por encargo para darle terapia a una Defeña loca y así no te van a regañar... jajaja

Saludos

Antonio dijo...

¿Es "Los Generales" junto al Gigante que está frente a Galerías? La escuela a la que me refiero es de niños "especiales" (me molesta ese término políticamente correcto, y mas cuando alguien sale con que soy un papá "especial", sobre todo porque su buena intención me desarma para contestarle mal).

Se puede decir lo que sea de Junco de la Vega, pero entre tantos fracasos comerciales que veo todos los días, es de aplaudir que un empresario mida y enfrente los riesgos de una empresa de tan grande magnitud, al grado de que hoy el Reforma es uno de los diarios más reconocidos en el país, aunque a mí no me guste.

Un Abrazo.

Donbeto dijo...

W:
¡Hecho!

Todo sea por ayudar a otra "Defeña loca". "Otra" porque ya tengo una en casa aunque, a fuer de sincero, ella opina que el loco soy yo y, en verdad, tengo mis dudas.
También locamente en serio, debo decirte que aunque se me "cruje el corazón" ante la situación de algunas personas (ya les presentaré otros casos), procuro siempre no dar limosna.
Admiro el empuje, el trabajo y lo luchón en las personas. Berta ha tenido esas cualidades y sería un "asesinato de su carácter" el "limosnearla".
Pero....¡chinga'o!, que dificil es ayudar.
Me encantó tu comentario

Antonio:
La escuela de la que narro el surrealista episodio que se podría titular "Muerte por un Premio" estaba (estará?) a cuatro calles de "Los Generales", por la avenida que sube en la lateral de Gonzalitos. El asunto se volvió tan destructivo que muchos optamos por cambiar de escuela. Era lo que en ese tiempo se llamaba "Escuela Integradora", con niños "normales" y niños "especiales".
De lo "especial" ¿qué te puedo decir?...las palabras que describen las realidades difíciles, dolorosas ó feas, como ya se dijo en tu blog, son injustamente tratadas y siempre andamos en busca de lo imposible: la palabra bonita para la realidad feíta. Te lo dice un "marido especial".

De la porción admirable de Junco no puedo sino estar de acuerdo contigo.
Te saludo especialmente

Garfio dijo...

Admirable gesto el de usted y admirable propuesta de W. Equilibran al menos un poco la presión del Capitalismo Salvaje.

Donbeto dijo...

Capitán:
En cada semáforo, en los cruces de avenidas de todas las ciudades mexicanas hay ediciones variables de La Corte de los Milagros. Hay jorobados con y sin "Dame", ciegos y pseudociegos, amputados, niños, niñas, ancianos y ancianas.
Creo que muchos de los personajes mendigan profesionalmente y le brindan la oportunidad de diluir ligeramente las manchas de la conciencia culpable a quienes tienen pecados sociales.
Me niego a dar limosna.
No solo creo que eso no soluciona nada sino que, además, pervierte el civismo. Claro que se puede leer como una típica postura liberal. Lo es
Pero fuí educado por una madre que, entre muchos dichos, lemas y apotegmas, tenía uno que repetía en algún período económicamente dificilísimo de nuestras vidas:
"Nunca aplastes tu dignidad. Es mas digno el ratero que el limosnero"
De pronto siento lástima por alguien y tengo que forzarme por combatirla y transformarla en con-pasión que, a fín de cuentas eso debe ser la compasión y entonces, hasta donde puedo y la persona lo permite, me esfuerzo por conocer al ser que habitualmente pasa desapercibido, oculto por la fachada de lo lastimoso evidente, y trato de ayudar sin aplastarle la dignidad.
Berta nunca ha sido limosnera y será su derrota y la nuestra como sociedad si llega a serlo. Por eso "le compré" el derecho de fotografiarla -baratísimamente para mí pero significativamente para ella-.
Nuestro sistema es el mendigo y el méndigo.
Disculpa, Garfio, lo prolijo y autojustificante. Ocurre que de todas formas siento algo de malestar.

Antonio dijo...

DonBeto: Me hiciste reflexionar mucho con lo de no dar limosnas. Yo recibí una educación muy diferente. Mi padre siempre me decía "Si alguien te pide, procura darle, ya que no sabes qué circunstancia lo empuja a pedir. Además las bendiciones de la gente te ayudan, aunque no te des cuenta.". Como antecedente, mi papá es un profesionista muy exitoso que no obtuvo nada sin grandes esfuerzos; y yo he tratado de transmitir esas ideas a mi hijo, quitándole lo de las bendiciones. El primer día que llegué a Monterrey vine acompañado de mi papá y contactamos a un señor que sería mi tutor o representante en la ciudad ante la escuela. Fuimos a comer a un restaurante y en la entrada un niño pidió dinero, pero mi tutor le dijo "trabajen, no pidan, aunque sea limpien zapatos o vendan chicles". Años después, estudiando la maestría, el profesor de recursos humanos (creo que ya te había comentado de él) hizo el mismo comentario, diciendo que para recibir dinero había que hacer algo y por eso a los que pedían no se les debía dar (así, sin matices para los lisiados) y de él mismo salió que hasta los sacerdotes hacían algo que era dar tranquilidad y consuelo a las personas. Siempre me quedé con las ganas de decirle que eso no era justo, que yo aceptaba que los mendigos eran unos huevones si él aceptaba lo mismo para los curas. En mis tiempos de asistente a misas, alguna vez el cura de San Juan Bosco (la que está por el tec) comentó que no debíamos dar limosna a los que piden en la calle, sino dársela a la iglesia para que ésta resolviera los problemas de esas personas. También me quedé pensando si no era mejor dárselas al gobierno cuya obligación es (y en teoría los podemos obligar legalmente) crear condiciones para la mejora común ¿Qué es mejor, donar al Teletón, que sirve de publicidad para gente que no tiene necesidades, o donar al IMSS que provee servicios en condiciones difíciles y apechuga con la mala fama?

Más tarde le pregunté a una persona muy importante para mí ¿Quién es mas indigno, un mendigo o un ladrón? No fue capaz de darme una respuesta categórica. Sería interesante saber que opina el común de la gente sobre eso. Incluso me hizo recordar el capítulo de Richard Dawkins de The God Delusion sobre la ética universal y las encuestas que hizo un investigador sobre decisiones de vida o muerte en casos complicados ¿Tenemos realmente una ética humana subyacente por debajo de la educación y creencias o es nuestro criterio moral 100% el producto de nuestra formación? ¿Es la moral, después de todo, algo más que un árbol...?

Un Abrazo.

PD: No pude resistir la curiosidad y hoy por la mañana pasé por la esquina de Doña Berta y le compré el periódico. Me quedé con un honesto "Que Dios lo ayude".

Donbeto dijo...

Permíteme, querido Antonio, decirte que eres sumamente católico en tu relación a la pobreza. Asumo, y te pido una disculpa por agruparte sin tu permiso ni opinión, en un pequeño grupo de individuos entre los que también me cuento que, aunque han renunciado a las prácticas y creencias católicas, siguen profundamente influenciados por la herencia ideológica que, sin conciencia de nuestra parte, anida profundamente en viejas formaciones proteicas que archivaron la ética católica (aunque no le llamemos así) transmitida por nuestros progenitores.
Aunque no es el único factor, creo que La Biblia, el libro más influyente en la historia de la humanidad, transmite un mensaje central: la comunidad tiene una responsabilidad moral de apoyo a sus pobres. Pero hay diferentes posturas cristianas en relación a las formas que debe asumir ese apoyo.
Mi madre, aunque profundamente católica, tenía una actitud atípica en nuestro medio: veía degradante el dar limosna y degradados a quienes la pedían. Creo que pudo ser influida en su infancia por una estancia de dos años en Texas. Fue tan poderoso su mensaje que ni en situaciones difíciles mis hermanos y hermanas piden ayuda. Por mi parte, si me quieres humillar con una buena lana, estoy dispuesto a negociar alguna porción de mi dignidad (río como mercenario indigno)
La opinión del padrecito de San Juan Bosco (que la lana se le de a la iglesia para que ella se haga cargo de los jodidos) puede ser descalificada con bastante seguridad usando el argumento contundente de que nuestra Santa, Católica, Apostólica y Romana institución se ha proclamado por siglos al cuidado de ellos y los resultados que ha obtenido son equivalentes a los logros de Nerón al cuidado de Roma.
Creo que El Estado debe interesarse en el estudio y desarrollo de estrategias asistenciales racionales y que por tanto, nosotros, ciudadanos, debiéramos influir en la medida en que podamos en nuestros, habitualmente limosneadores, políticos (como se ve en Tabasco)

Transcribiré una parte de tu comentario para darte mi opinión sobre ello: “También me quedé pensando si no era mejor dárselas al gobierno cuya obligación es (y en teoría los podemos obligar legalmente) crear condiciones para la mejora común ¿Qué es mejor, donar al Teletón, que sirve de publicidad para gente que no tiene necesidades, o donar al IMSS que provee servicios en condiciones difíciles y apechuga con la mala fama?”
Jamás he donado ni donaré nada al Teletón. Me parece patético y horrendamente sensiblero y manipulador.
A cambio me esfuerzo en pagar mis impuestos correctamente. Creo que la retroalimentación negativa entre gobernantes corruptos que roban el dinero del erario y los pésimos pagadores de impuestos que somos nosotros, ha hecho que todos seamos y nos consideremos tramposos y, por tanto, no sintamos ninguna autoridad moral para exigirle a los funcionarios que administren adecuadamente (incluída la asistencia social) nuestro dinero.
¡Carajo!...estoy absolutamente primitivizado. Hacía mucho tiempo que no me encabronaba, pendejamente, mientras escribo. Quizá deba tomar, de jodido, un Tafil.
Termino mi larga perorata diciéndote que me encantó que le compraras el periódico a Berta. Que Dios te ayude (Ja!.....es un decir….Te puede ayudar aunque no te des cuenta)
Hasta la vista
p.s. Hay un artículo interesante sobre las diferencias en las políticas sociales hacia la jodidencia dependiendo de la influencia católica (España, Italia); luterana (Alemania, Suecia, Dinamarca) ó “Reformista/Calvinista” (EEUU, Inglaterra) en:
http://www.nyu.edu/gsas/dept/politics/faculty/mead/V53.0395/Kahl.pdf.

Garfio dijo...

Yo tampoco doy limosna y aquí en España también hay muchos mendigos. Estoy plenamente de acuerdo en que sería una derrota para los que estamos instalados en la sociedad que esta mujer descendiese a mendigar. Por eso es por lo que me pareció admirable su gesto, ya que fue un pequeño negocio entre ustedes que satisfizo, en ese momento, las necesidades de ella y le permitió a usted sentirse mejor. El problema es, a mi ver, muy complejo por lo que usted comenta, se dan auténticas organizaciones mendigantes. Uno no sabe qué hacer. Por una parte le atormenta la conciencia, por otra, se niega a perpetuar una situación indeseable. No sé. Pero creo que su forma de actuar con Berta fue correcta y muy humana.

Donbeto dijo...

Gracias por el comentario, Capitán.
Concordamos en la manera de relacionarnos con la pobreza y la mendacidad. Más aún, en una declaración que haces creo que se puede detectar el dilema en el que nos coloca la empatía. La suscribo totalmente:
"Uno no sabe qué hacer. Por una parte le atormenta la conciencia, por otra, se niega a perpetuar una situación indeseable"
En mi respuesta a Antonio mencioné la influencia que tuvieronlas actitudes de mi madre como determinantes de mis propias posturas.
Ella, si tuviera que sustantivarla en cuanto a lo religioso, tendría una especie de "catolicismo calvinista" (creo escuchar en este mismo momento una entrañable vocecita materna pronunciando lo que tantas veces me dijo "en vivo y a toda voz": ¡eres un hereje, hijito!)
Pero mi padre fué un católico a ultranza. Él, todos los Sábados, preparaba una enorme olla de "cocido" (ustedes le llamarían "puchero")parecido a una fabada asturiana.
Lo hacía en su taller de carpintería, situado al lado de la casa familiar. Empezaban a llegar "teporochos" (alcohólicos crónicos)y a cada uno él, personalmente, le servía un plato del cocido. A cada uno, también, le daba el equivalente a una copa de Mezcal (aguardiente destilado del maguey no tan fino como el tequila).
Imaginarás mis ambivalencias. Mi madre. Mi madre reprobaba todo lo anterior con el argumento de que el caritativo viejo "los hacía mas inútiles" y agregaba "ni que tuviéramos de sobra". Mi padre la contradecía con "por mas pobre que uno esté siempre hay alguien más necesitado"
Ya imaginarás los cortocircuitos mentales que traigo en relación al tema.
Trato de hacer mi propia síntesis.
Saludo fraterno

Donbeto dijo...

Tuve un lapsus significativo que habla, creo, de la ambivalencia que me cargo.
Escribí "mendacidad" en lugar de "medicidad"

Blog de Kekox dijo...

le dejaron este saludo don beto

Donbeto dijo...

Kekox:
¿La Doña de Guasave es en realidad un transvestista?
El reto frecuente a que le succionen el falo ("me maman la verga todos", dice ella), independientemente de lo vernáculo, no deja de tener cierto interés científico. En casos similares que he podido estudiar los vástagos de "Doñas" no tienen muchas alternativas: ó se desarrollan como Machos ó como Homosexuales.
¿Será?
Te regreso el saludo -sín jiribilla- ¡JA!

Blog de Kekox dijo...

bueno don beto mi intencion era hacerte reir por lo lepero de la viejita, si ocurrio lo contrario te pido una disculpa;
oye pues que no dijeron que el hijo de "La Doña" Maria Felix, Quique Alvarez Felix(q.e.p.d.) era homosexual?
pero tambien ya ves como lupita dalessio tiene su caracter fuerte, aunque los hijos tienen sus novias y parecen gente tranquila.

oiga Don Beto, abusando de tu amabilidad, me explicarias o me darias un link o una recomendacion de libro sobre ese tema, de que opciones de desarrollo tienen los hijos segun el caracter de su madre, se me hace un tema chingonsisimo

un saludo

Donbeto dijo...

Kekox:
Para nada tienes que disculparte. Por supuesto que me divirtió la “Doña” y, además, aunque a estas alturas de mi vida pocas cosas me escandalizan no dejó de sorprenderme la naturalidad con que ella se refería a “su verga”.
Freud planteó una hipótesis interesante relacionada a la actitud competitiva de algunas mujeres: “la envidia del pene”, hipótesis que por supuesto le ha ganado la animadversión de todos los movimientos feministas ó, como he planteado para casos de “Doñas”: femichistas
En cuanto a referencias bibliográficas te recomendaría ampliamente la obra de Robert Stoller, particularmente dos libros que tocan el tema, aunque no con plena especificidad:
1.- Sex and Gender: On the development of masculinity and feminity (N.Y. Science House, 1968)
2.- Presentations of Gender (New Haven, Ct: Yale Univ. Press, de 1985)
Se que hay traducción al español y que se pueden conseguir en la Ghandi.
No conozco ningún trabajo que específicamente estudie el carácter de las madres y su efecto en la identidad sexo-género de los hijos.
Hace unos 15 años escribí uno (todavía en máquina de escribir) que presenté en un congreso endogámico (entre colegas) que creo haber llamado "Formados por Mamá: Boceto de tres Narcisos". Lo buscaré y, si te interesa, te lo envío.
Saludo maledicente