viernes, noviembre 16, 2007

LA REALIDAD, VIRTUAL, ES DURA

La realidad y, debo puntualizar, la conciencia de ella, es como el rostro de Jano, maravillosa y...terrible.
Hace meses decubrí la blogósfera de manera bastante fortuita y por una casualidad que ahora, retrospectivamente, no deja de maravillarme (Doy gracias a la virgencita de Guadalupe por el milagro) el primer espacio que conocí y me atrapó fue “Delenda est Carthago”. El segundo lo encontré buscando en Google algo así como: “blogspot, calificación, evaluación, mejores”. Llegué a uno que no he vuelto a visitar (debo recordar hacerlo) que creo se llama “Ciberwarrior”. El autor, si la neurona donde tengo el dato no confabula contra la precisión, es un español que tiene la apreciable y, sin duda neurótica costumbre de evaluar los sitios de otros.
Desde hace años oriento la mayor parte de mis lecturas, principalmente, bajo el cómodo principio de la dependencia. Espero, por ejemplo, a que unos suecos que imagino muy dedicados, de gafas gruesas, taciturnos y rodeados de hielo decidan quien merece el Premio Nobel de literatura y, entonces, me dedico a comprar (lo más fácil) la obra del premiado para, después, leerla (lo más difícil). Los imagino también con una libido escasa, diciéndole a la esposa(o): “Pero si lo hicimos el verano pasado, querida...¿sexo otra vez?.
Pues bien, el Guerrero Ciber-Espacial en aquella ocasión hizo una crítica favorable a un sitio llamado “Los sinlogismos de Bugman”. Otro gran hallazgo.
Me empecé a preocupar. Soy un amante, en todos sentidos, despacioso. Me parece herejía digna de hoguera el que alguien lea “chorromil palabras por minuto”. Me detengo en una palabra, en una frase. La desdoblo, acaricio, doblo, recompongo, lamo...es decir...la amo.
Con esos dos sitios tenía material suficiente para pasar meses haciendo libidineces.
Aunque tengo algo de exhibicionista, tengo mucho más de mirón. Aprecio profundamente la belleza y en este momento de mi vida, aunque sigo apreciando la belleza física, veo, como epítome de ella, al despliegue espectacular de la inteligencia y en ambos sitios, en sus autores y visitantes, la he encontrado.
Decidí buscar también, convencido de que nuestra humanidad tiene un lado oscuro, estúpido, agresivo y tanático, algún sitio representante de ello. Encontré uno, racistoide, simplísimo pero, maravillosamente, dispuesto a la interacción: “ lapesteparda”
Intuí que debía haber cientos de sitios inteligentes y deleznables. Me negué al rebosamiento y me dispuse a disfrutar mis interacciones virtuales a la escala que el tiempo me permite, o sea, muy dosificada.
Retando la tendencia de mis ideas a disgregarse en la anacolutez, vuelvo al punto inicial: rastreo de visitas.
En “los Sinlogismos de Bugman” ví el mapita con los puntitos de visitas. Pertenece a un negocio llamado “ClusterMaps” y solo muestra eso: puntitos. Lo coloqué en mi espacio y, cada vez que entro me fijo si está el puntito bonaerense, el chihuahuense, el español, el chilango (con cariño) y el regiomontano. Me gustó siempre imaginar que, respectivamente, Bugman, TheJab, Kekox, Garfio, Dull, W, Juana Gallo y Antonio me leían. Me lo confirmaban sus regulares comentarios. También me acostumbré a esperar el esporádico “puntito hondureño” de Aarón.
Sin ninguna interacción pero con el apego de la costumbre, también me gustaba ver la cotidianeidad de un “puntito chileno” y, tambien anónimos, con regularidad pero menos frecuentes, “los puntitos peruano, colombiano y boliviano”.
Hace unos días, después de leer en “Delenda...” que había contadores detalladores, instalé “sitemeter” y me ha dado algunas realidades que tendré que afrontar. Pongo cinco:
1.- El promedio de estancia en mi espacio es de ¡15 segundos!
2.- Mis propias entradas son contablilizadas, de tal forma que de casi 5,000 visitas desde el inicio, quizá la mitad...¿más?...¡son mías!
3.- Como me gusta escuchar música mientras hago algo más en la PC, habitualmente entro a mi sitio, echo a andar el sonido y permanezco tiempos prolongados “visitándome” y, con todo eso, ¡el promedio de estancia total es de 15 segundos!
4.- Mi habitual visitante chileno(a) pasa por “Pos-T...” volando (00.00 de estancia). Fantaseo que sea un robot visitador.
5.- Los diversos “puntitos” sudamericanos llegan porque buscaron en Google alguna palabra ó concepto (“Huehuetlatolli”, “Franguolis”, “Texas”, “curas teniendo sexo con monjas” -¿cómo llegó aquí?-, “letra de Habanera”) y pareciera que el contexto de la palabra en mis textos no ejerce ninguna atracción (00.00 de estancia).

¡Caramba! La realidad es dura...si uno espera ser amado por multitudes.

Pero las multitudes, como ejemplifica Gringoire (de la excelente novela "El Perfume") ó mi Chente Fox, pueden ser insensibles.

Para hacerla amable he decidido apreciar más...lo que tengo.
Exactamente como al principio

10 comentarios:

W dijo...

Mi estimado Doctor.... he de advertirte (lo hubiera hecho antes, pero fue plan con maña... jajaja) que esto de la Blogósfera puede convertirse en un vicio incurable.... creo que has caído en sus malditas garras...

Ya inmersos en este sub-mundo.... yo te recomendaría usar Stat Counter... a mí me parece mejor... eso de los 15 segundos es imposible, yo me tardo en leer tus posts como media hora si mis 3 neuronas me lo permiten.... y las más de las veces repito la lectura....

Te dejo una sencilla recomendación : no hagas caso de las estadísticas, suelen ser traicioneras.... jajajaja

Ahhhhh y..... no podría ser gerontofóbica.... estaría atentando contra mi propio ser..... digamos que mi reloj de arena también ya me lo voltearon.... jajajajaja

Saludos también despejados...

Bugman dijo...

Mi estimado Donbeto, lo entiendo perfectamente. Déjeme relatarle que en mis comienzos no tenía modo de saber quiénes y cuántas veces visitaban mi opúsculo, y me entretenía imaginando que multitudes ansiosas se agolpaban a mi puerta virtual esperando mis obras. Cuando finalmente puse el dichoso contador, la realidad fue espantosa. Pasaban muchos, pero muchos días sin que nadie en absoluto se dignara a visitarme, y mucho menos a leerme (aprendí de inmediato a configurar el chisme para que ignorara mis propias visitas). Puedo decirle que tardé más de un año en reunir esas 2500 visitas que a usted le parecen ahora un magro resultado.
Y tampoco crea que ahora provoco histerias colectivas.
Y sin embargo el puñado de visitantes que se toma el trabajo de leerme y dejarme sus pareceres me provoca mucha más alegría que cualquier multitud anónima. Puedo darme el lujo de contestar sus comentarios individualmente (bueno, casi siempre), lo que no podría hacer si fueran cientos, si fueran miles. Créame que unos pocos buenos hacen mejor trabajo que una masa indistinguible.
Créame que en este blog,aspiro a estar entre esos pocos.
Tampoco le crea demasiado a las estadísticas en el aspecto de la duración de las visitas, hay un asunto técnico relacionado que hace que no sean confiables, confíe en mí.

Le mando un afectuoso saludo.

PD:El pudor me impide referirme a sus generosas palabras para conmigo. Usted hace gala de una exageración tan amable y elegante que no hace más que inflarme el ego y convertirme en una persona aún más insoportable que lo usual, si cabe.

Donbeto dijo...

W<------- izquierda
Ya no tengo remedio, querida W.
Las malditas garras de este sub-supra-dextro y levo mundo me tienen pescado del cogote, pero siempre es un consuelo encontrar gente de cabeza linda que forman parte del gremio.
Te he ido descubriendo poco a poco y el fín de semana haré una inmersión en tus palabras para ver si venzo una parte de la adicción ó me declaro caso perdido.
Me gusta que pongas en duda las estadísticas blogueras y Bugman, en seguida, tambien lo hace...hagamos un delirio en una especie de menage a trois y mandemos las estadísticas a la chingada. Después de todo, como decía mi sabio maestro de hematología, el difunto Álvaro Gómez: "Las estadísticas son como las mujeres en bikini, enseñan mucho pero no lo más importante"...
Te invitaré de mi cocol
Saludo con la mano izquierda

Bugman:
Me consuela leer que alguien como tú, con una escritura capaz, aunque sea momentáneamente -nada fácil de conseguir- de hacer olvidar penas y despertar el lado gozoso aún en émulos de Garrick, comparta conmigo y con quienes nos lean, la tenacidad y empeño y dedicación que ha costado construir tu muy disfrutable espacio. Eso explica que tengas una buena cantidad de lectores, entre los que me cuento, deseosos de leer tus magistrales opúsculos -mmhhh ¡que palabra!...abusaré de "opúsculo" toda la semana-.
Admiro, entre otras, la cualidad ágil, inteligente, sintética, irónica, deliciosa y juguetona de tus respuestas a quienes dejamos algún comentario.
Al menos conmigo, querido Bugman, puedes quitarte el pudor y permitir ego-inflarte. Lo que te digo es cierto y no creo haberme convertido, con la edad, en ´"público fácil". Si te volvieras insoportable solo lo criticaría si se contagiara tu trabajo bloguero.
Te envío un saludo al estilo japonés

Antonio dijo...

Parafraseando a Pereque, llegamos al post de las estadísticas. Todo un clásico al que mi blog tardó más de un año en llegar por, entre otras cosas, que no me he interesado mucho en investigar como funcionan los detalles de la blogósfera y porque en un principio me metí a comentar en blogs con muchas visitas que muestran un contador, y vi que el botón "Refresh" incrementaba el contador en uno, lo que me hizo pensar que no tiene ningún sentido hacer ninguna pregunta a un sistema tan poco confiable (leyendo esto último veo que es una forma algo rebuscada de colgarme de los hombros de W y de Bugman para decir "aguas con las estadísticas). En realidad lo que he hecho en mi blog es copiarme ideas de otros blogs, principalmente de Pereque (cortedelosmilagros.blogspot.com, por favor no le digas porque va a demandarme por copión) y de ahí se me ocurrió ver como funcionaba el statcounter y me gustó no el contador de visitas, sino el análisis de palabras de búsqueda que llevan a mi blog. Con decirte que no sé cuantas visitas tengo acumuladas desde que conecté el statcounter, no he buscado ese dato, pero me asomo y regreso...

...ya son 5193 en poco más de un més y 3201 no repetidos ¿Qué quiere decir esto? No sé. Pero también un enorme porcentaje de ellos (75%) tardan menos de 5 segundos en meter freno y dar vuelta en "U".

Al igual que a Bugman, la estadística me deja frío, pero me emociona indescriptiblemente recibir comentarios y encontrar a nuevos comentadores, o enterarme de que alguien enlazó mi blog. En alguna ocasión leí en un grupo de yahoo que alguien citaba un post de mi blog y recomendaba su lectura y, sobre todo, la lectura de los comentarios sobre el tema.

Un Abrazo.

Donbeto dijo...

Decidí copiarte y puse "Stat..." en la cocina.
En honor a la puritita verdad, como no creo que pueda hacerme de un modus vivendi bloguero y, mas aún, no se si eso sea posible, me conformo con una decena de visitas interactuantes.
Hace unos dos meses fué, quizá, el pico en intercambios y visitas pero se debió a que dediqué dos noches a visitar diversos sitios y, finalmente, renuncié a ello porque empecé a caer en los comentarios rapidillos y, en ocasiones, de mero compromiso.
En la vida real siempre me he opuesto a convencionalismos cortesanos y me sorprendió que en un ambiente virtual se me pusiera en marcha un software que, según creía, había desinstalado hace muchos años.
Hay espacios valiosísimos y espacios aberrantes por centenas pero....conozco los de mis habituales, señaladamente el tuyo, y es un placer interactuar en todos ellos...pero no me da la capacidad para mas.
Así que espero mantener mi espacio, al menos, como un pequeño club.
Toño ¿ Con esa cantidad de visitas no sería posible generar algún ingreso?....5, 193 en un mes debe ser atractivo para algún anunciante.
Descarto desde ya al Cardenal Robles Ortega.
Abrazo correspondido

Blog de Kekox dijo...

sabe usted quien es el bloggero mas premiado del mundo en español?
es una mujer de 95 años, de España, le han dado varios reconocimientos, yo nunca habia entrado a su blog pero hoy me di una vuelta y me gusto, escribe muy bien, de muchos temas diferentes; ella se llama Maria Amelia Lopez, si la visita en este link, los post mas recientes son de los premios que le han dado a ella, pero mas abajo vienen ya sus escritos, se me hace que le van a gustar.

un saludo Don Beto

Donbeto dijo...

Kekox:
Ya dí un vistazo a los escritos de María Amelia.
Me gustó mucho que está perfectamente conectada con lo social, la política, las emociones y la vida y, sobre todo, que es absolutamente sincera en todo ello.
Por ahí un funcionario español dice que solo 1 de cada 10 ancianos españoles usan internet. ¿Cuántos lo haremos en México?
Gracias por el "tip", Kekox

Garfio dijo...

Pues yo tampoco entiendo lo de los 15 segundos, a nos ser por navegantes que caen por casualidades de Google y no encuentran lo que buscan. Por otro lado, y sin tener la más remota idea de cómo funcionan, creo que los famosos contadores de estadísticas alguna que otra vez patinan, de modo que no creo que merezcan mucho caso. Yo, por mi parte, cuento con satisfacción los comentarios que dejan a mis artículos y cuando comenta alguien nuevo en el barco, me da una gran alegría. Hoy por hoy, estoy francamente orgulloso de mis lectores, entre ellos Bugman y usted. También estoy muy satisfecho de poder visitar sus blós (mi naturaleza aragonesa me hace especialmente terco ... dicen) y poder disfrutar de sus artículos. Le mando saludos y agradecimiento.

Donbeto dijo...

Si la terquedad, apreciado Capitán, es un rasgo aragonés, debo tener un gen de ese origen. Ocasionalmente la terquedad se me exacerba y puedo llegar a su defecto: ser obtuso pero, de pronto también se me exacerba hacia el lado de mantener, sobre alguna edversidad, una postura firme ¿qué sería del mundo sin tercos?
Sería terrible para la humanidad porque los ecuánimes no tendrían posturas referenciales.
Al margen te diré que ayer, inopinadamente, en un canal de televisión que al parecer vive de proyectar reliquias fílmicas, pude ver una película hecha en México en los 50's y dirigida por el aragonés Luis Buñuel: "La hija del pecado". Debe haber tenido un presupuesto miserable y el argumento anticipaba un bodrio insufrible... La genialidad de tu coetáneo la salva de ello porque la vuelve, sorprendentemente, una "parodia seria" del barroquismo moral de los mexicanos.
Me hubiera gustado escribir lo siguiente :
"Yo, por mi parte, cuento con satisfacción los comentarios que dejan a mis artículos y cuando comenta alguien nuevo en el barco, me da una gran alegría. Hoy por hoy, estoy francamente orgulloso de mis lectores,..."
Gracias

TheJab dijo...

Mi es-timado Donbeto (y bloggeros que me cuenten entre sus lectores), adjudíqueme usted varias de esas visitas de cinco segundos o menos; son de cuando entro a su blog, veo que no hay nuevo post y de inmediato voy a otro blog.

Saludo breve.