domingo, junio 17, 2007

ME ALCANZÓ MEME

La bella Carolina, en uno de esos saltos espectaculares que permite el ciberespacio, desde Misiones, Argentina, hasta Monterrey, México, me invitó a participar en una cadena peligrosísima porque incluye el compartir 8 cosas 8, personales con la blogósfera.
Ya, Bugman, filoso bonaerense, en su espacio “Los Sin-logismos de Bugman” advierte acuciosamente de los peligros implícitos para quienes participen.
Hace semanas veía la proliferación del “meme” pero la instrucción era compartir la página 123 del libro que se estuviera leyendo.
¿A dónde iremos a parar?
Debido a mi glotonería y gusto por la cocina me gustaría que se iniciara una cadena en la que cada individuo e individua compartiera las cuatro recetas más prácticas y sabrosas que conociera (lo de individua se lee y oye cacoléxico y cacofónico, respectivamente, pero no puedo evitar el efecto Fox).

Pero basta! Cuanta disgregación. Mente a la obra, las reglas transmitidas por Caro son:

1.-Cada jugador cuenta 8 cosas de sí mismo.
2.-Además de las 8 cosas tiene que escribir en su blog las reglas.
3.-Por último tiene que seleccionar a otras 8 personas y escribir sus nombres/blogs.
4.-Por supuesto, no hay que olvidar dejarles en un comentario, que han sido seleccionados para este juego.

Mis ocho cosas:

1.- Me fascinan las hormigas desde mi más tierna infancia hasta la fecha. Puedo observarlas por horas ejecutando diligentemente la tarea que el destino genético les ha encomendado y del que no se separan un ápice (He pensado que las hormigas y los japoneses deben compartir cierto ADN).
Las obreras en su búsqueda y acarreo incansable de material orgánico.
Alguna vez pude ver un ejemplo de CI (Coeficiente Intelectual) probablemente más alto que el mío en una hormiga que transportaba una ramita verde y se topó con un escollo al parecer infranqueable: Una grieta en el piso.
El rojo insecto dejó la rama, exploró el abismo, dio varias vueltas y decidió – si…créanme, DECIDIÓ- que la ramita era un excelente puente. La colocó con habilidad increíble sobre el foso, pasó sobre ella y, probablemente con una sonrisa – esta no me consta pero yo hubiera reído como loco- la tomó del otro lado y siguió su camino.

2.- Paradójicamente, no siento ninguna atracción por las culturas asiáticas. Si fuera absolutamente imprescindible emigrar de México, colocaría como última opción a China, Vietnam, Tailandia, Corea ó Japón. Seguramente esto habla mal de mí pero no me importa. Tengo por tarea encontrar los motivos pero nunca la he llevado a cabo. Solo sé que no es racismo porque no siento la mínima animadversión hacia ningún asiático.

3.- Cada día más senecto, me voy desexualizando progresivamente y debo confesar que no añoro las “tormentas eróticas” que todavía hace pocos años me hacían tomar decisiones guiadas más por la hormona que por la neurona. Puedo asegurar que en este momento, si alguna improbable divinidad me ofreciera restituir a su antigua potencia el impulso sexual, con gusto se lo cambiaría por buenos riñones, buen hígado, buenos pulmones y, al menos, mantener la dudosa calidad de mis conexiones neuronales. Todo ello para seguir conversando, bebiendo mis cervezas y tequila y fumando.

4.- Confieso mi irracional y absurda atracción por mujeres muy blancas y rubias. Absurda si tomamos en cuenta que soy prieto. Debo tener algún gen de Moctezuma ya que, como describo en el post correspondiente, el emperador azteca se sintió fascinado por Cortés y por el rubio Pedro de Alvarado.

5.- Nunca he podido terminar de leer ningún libro “edificante”. Og Mandino, Carlos Cuauhtémoc Sánchez, “I’m Okay, You’re Okay”, y todas las variantes de “caldo de pollo para el alma” verdaderamente son inalcanzables para mi. Me he propuesto terminar alguno pero….me pongo a ver hormigas, me duermo inopinadamente ó mantengo el libro abierto ante mis ojos y media hora después me doy cuenta que estoy pensando en alguna receta de cocina espectacular que prepararé el fin de semana.

6.- Me encantan la lluvia y el frío. Verdaderamente debo tener un serio problema en mi identidad. Es algo parecido a que me gusten las rubias estando rodeado de morenas.
Nací, crecí y vivo en una región árida, reseca, excesivamente asoleada y calurosa y es precisamente por eso que los pocos días de lluvia y frío me parecen extraordinariamente deliciosos. Todavía, a pesar de mi envejecimiento y de que en invierno se llega a temperaturas cercanas a cero centígrado, nunca me he comprado un chaquetón ó abrigo.
Estoy casi seguro que de no existir los aparatos enfriadores del medio ambiente ó de los coches hubiera emigrado a Zacatecas ó Toluca.

7.- No me gusta conversar por teléfono. A pesar de diversas presiones familiares y profesionales me he negado a tener un teléfono celular porque me parece horripilante el que aún en las actividades más íntimas (actualmente lo más íntimo que tengo son las funciones excretoras) se pueda tener el apremio de una conversación.

8.- Detesto a los políticos y me niego, cuanto puedo, a saludarlos ó conversar con ellos. Las pocas ocasiones en que he tenido que hacerlo consigo rápidamente que no tengan interés en hablar conmigo. Sin embargo, sé que son una subespecie inevitable en la vida social. Siempre voto y, aunque me gustaría votar “por el mejor”, los lamentables partidos políticos nacionales siempre me han puesto ante la disyuntiva de votar por “el menos peor”.
En las últimas elecciones municipales el PRI nos ofreció como candidato a un mafioso vuelto multimillonario en la política y el PAN, probablemente en un reflejo de su dirigencia, nos colocó a un idiota. Debo ser idiota porque, puesto a elegir, voté por éste.
En las últimas elecciones federales el PRI (parece que los asesora “El Chapo Guzmán”) puso como candidato a otro mafioso; el PRD puso a un demagogo astuto, autócrata con vocación caudillista tipo Emiliano Zapata. Probablemente hubiera sido buen presidente los primeros 6 años; El PAN nos ofreció a un grisáceo burócrata chaparrito seguramente especialista en “caldo de pollo para el alma”. Él, al igual que toda su familia, siempre han vivido pegados al presupuesto del erario público (para ser justos, los otros también).
¿Por quién voté?....me siento gris.

Se cierra el confesionario.

Querida Caro, misión cumplida. Solo alteraré la consigna de invitar a otros ocho. Ocurre que no llego a los ocho visitantes asiduos. Tú eres una de las pocas pero, gracias a la cadena, ya sé que tienes un lunar “especial” solo me gustaría saber, asexuadamente, ¿ A qué hueles?.
Mis siguientes ocho visitantes estarán automáticamente invitados a participar del peligroso experimento. Dudo que los pueda cohersionar pero los iré estimulando a participar.
Hasta la vista.

22 comentarios:

TheJab dijo...

Seguro, soy uno de esos ocho...

Caro dijo...

Mi Donbeto, mi México lindo y querido:

Huelo a mujer, huelo a perfumes, mi favorito es el Acqua de Gío, pero también me gustan otros de Elizabeth Arden , de Kenzo..un par de Givenchy...el mundo de los perfumes es tan fascinante como el de los libros para mi, o el de las hormigas y las recetas para Usted.

He disfrutado muchísmo de leerlo aquí y en mi blog ( allí le he contestado, cuando le quede un tiempito pase y vea) .

Me encantaría conocer sus 4 recetas prácticas y sabrosas.Sería , de verdad, de gran ayuda puesto que aunque diga a todo el mundo que no me gusta cocinar, el problema es que no tengo tiempo. Lo cierto es que se cocinar algo, y tengo tanta suerte que a la gente le gusta Cocino rico, pero sólo lo hago en vacaciones , cuando tengo tiempo y puedo disfrutar del ritual dde cocinar.

Pero si en algún momento me quiere regalar la receta de los tacos, yo agradecidísima!

Respecto a los libros de autoayuda o motivadores, no dicen nada que una persona "consciente" no sepa, pero debo admitir que de vez en cuando leo uno que otro para tratar de convencerme;). Eso sí, jamás de esos que dan pasos a seguir para alcanzar el éxito o dejar de fumar.

Por último, y nada que ver con el post...no se si es "Papá", aca en Argentina fue el Día del padre ayer, quería saludarlo. Y si no también ya que usted es un ...PADRAZO! ( piropo a cuenta de todos los que Usted me prodiga!)

Un abrazo
caro

Adita dijo...

"Debido a mi glotonería y gusto por la cocina..." Aquí Posadas, don Beto, tía de Carolina. Qué tipo de recetas gustaría?
-Yo siento atracción por la cocina asiática. A propósito, come usted muy picante?
-Como Jorge Luis Borges siente que 'la bestia' lo va abandonando y le invade la paz?
-Yo hago y recibo visitas telefónicas <=0)
-Comparto su displacer hacia los libros edificantes y los políticos.
Saludos desde la vera del Paraná.

Donbeto dijo...

Caro:
Olfatearé como sabueso todos esos perfumes en "los probadores" -¿se les llamará así también en Argentina a las muestra?.
Efectivamente, acá también se festejó el Domingo el "Día del padre". Siempre tengo algo de temor de que llegue el día porque mis tres vástagos todavía no son económicamente autónomos y la abundancia de sus reglaos e invitaciones a comer dejan mi billetera en estado caquéctico.
Saludo con afecto.

Adita:
Sea usted bienvenida por partida doble: por usted misma y por ser tía de la amable, bienhumorada y linda Caro.
¡El picante!
Está tan metido en el gusto de cada una de mis células gustativas que no puedo prescindir de él, sin embargo, toda comida que ofrecemos en mi casa a nuestros invitados es cocinada sin picante para respetar a quienes no lo consumen. Al lado de esos guisos ó carnes asadas (similares a las parrilladas de ustedes) se colocan salseras con potencia variable de capsaiscina (molécula responsable del picor)y cada persona decide.

Efectivamente, "la bestia" seguramente está inquietando a muchas personas pero no a mi. Venturosamente, mi querida esposa está en un proceso similar (gracias a la orientación de su sobrina Caro, seré menos deslenguado y no contaré detalles).
Del gran erudito, Borges, he leído en algún lado la especulación de que se mantuvo virgen siempre. No sé que dirá María Kodama.
¿El Paraná está en la frontera con Brasil?...
Saludo cordial, Adita

Caro dijo...

El Paraná nace en el estado de San Pablo en Brasil, bordea Misiones y la separa de Paraguay.

Hay un lugar en el norte de la provincia que se llama " Tres fronteras" donde el Paraná y el río Iguazú unen a los 3 países: Argentina, Paraguay y Brasil.

( Ya cuando vengan Ud y su señora lo van a ver;)

No me mime tanto Donbeto, mire que me malacostumbro.
Un abrazo,
Caro

Bugman dijo...

Donbeto, es notable ver como cada persona que se ha visto envuelta en este asunto ha utilizado sus ocho confesiones, en su caso de forma estupenda.

Debo decirle que de niño solía jugar solo, y uno de mis juegos era localizar una hormiga y seguirla hasta donde pudiera. Los insectos sociales son en verdad interesantes.

A mí me gustan mucho los japoneses. Pero no me caen tan simpáticos los demás orientales.

Le mando un afectuoso saludo (sabrá excusarme a pesar de haber sido uno de los ocho visitantes, no me obligue a repetir el jueguito porque voy a tener que inventar, soy mucho menos fascinante que una hormiga).

Donbeto dijo...

Caro:
Gracias por la guía geográfica. He visto en imágenes móviles y fijas las majestuosas cataratas de Iguazú y por tu descripción entiendo que están cerca de Misiones...tentador. El plan de visitar BsAs, además de la atracción que ejerce la ciudad sobre mí, está altamente determinado por una entrañable amistad de mi esposa y mía con una compatriota tuya que vivió 5 años en Monterrey y que tuvo acá experiencias terribles. Vino a consecuencia del malhadado "corralito" y regresó porque al parecer el país va recuperándose. Veremos como agendamos ir al Norte.
Los mimos, cuando genuinos, divinos.
Saludo cariñoso

Bugman, como siempre, un placer leerte. ¡Que manera de articular sinlogísticamente el lenguaje!
Sé, como decía Einstein, que ciertos logros son 80% producto de la transpiración y 20% de la inspiración. Reconozco tu esfuerzo y el placer que derivas y derivamos todos con él.
Del jueguito memético en verdad todo mundo está excusado y lo hará quien se auto-inscriba.
Saludo inglés.

Davor dijo...

Hola, me leí tu post. Y vine para conocer tu blog después de tu comentario en mío.
Quería decirte, que a pesar de no compartir tu pensamiento (en el todo, ya que en parte comparto algo de lo que pensas) me gusto mucho conocer la perspectiva de alguien que aparentemente habla con conocimiento de causas.
Espero que te equivoques, y Marcos no resulte ser lo que otros fueron... Y hasta que no me defraude lo voy a apoyar, aún sabiendo que si me defraudara, tal vez nunca me enteraría, porque la muerte me va a llevar antes del juicio histórico.
Saludable tu paso por mi blog y voy a seguir leyendo lo que escribís.
Saludos a vos.

Antonio dijo...

Cuando el meme nos alcance...

Este meme es divertido. Es tu primer post tutifruty y salió bastante alivianado.

"He pensado que las hormigas y los japoneses deben compartir cierto ADN"

Según he leído, los japoneses y las hormigas comparten mucho ADN, pero los japoneses y los mexicanos compartimos mucho más. Luego te paso la referencia. Pero me parece que hay otras explicaciones al comportamiento de la hormiga que construyó el puente que permiten asumir un IQ hormiguil casi nulo.

Había oído hablar del voto útil y del voto verde pero nunca del voto gris. Jajaja, me dió risa leer eso, pero no me reía de tí, sino de mi voto para gobernador de Nuevo León en el 2003. Prefiero no confesarlo. Supongo que todavía soy de los que no votan por el menos peor. Para la presidencia de la república sólo una vez he votado por el candidato ganador y nunca he votado por el PRI.

Un Abrazo.

Donbeto dijo...

davor:
Cada vez que disentimos se abre una oportunidad para ser mejores, ya sea reafirmándonos ´despues de sopesar la argumentación contraria ó modificándonos al advertir los "puntos ciegos" de nuestra perspectiva.
Pero hay un prerrequisito: superar la usual tendencia entre "adversarios" a hacer monólogos superpuestos y sopesar las palabras y motivaciones del otro para instaurar el diálogo.
Pareciera que a pesar de nuestra evidente diferencia de opinión sobre el Sub-Marcos, ambos estamos dispuestos a leernos.
También me gustaría estar equivocado en relación a él pero, eso se inscribe en el terreno del deseo.
Lamentablemente mi razón me dice, fuertemente, que no lo estoy y a mi no me dejaría tranquilo, en el aquí y ahora, pensar que si me equivoco no me enteraré del juicio de la historia.
También te leeré, davor, y bienvenido siempre que pases por acá.

Antonio:
Me siento ambivalente ante la posibilidad de que las hormigas sean idiotas.
Por un lado respiraría aliviado porque desde que ví "El planeta de los simios" me aterroriza pensar que unas hormigas mutantes dominen el planeta y me pongan a trabajar. En este caso ¡estoy a salvo!.
Por otro lado, ese diseño aparentemente simple pero sumamente eficaz, esa praxis inteligente de los insectos comunitarios, me hace sentir, de alguna forma, inferior.
¿Cuánto ADN compartimos con las hormigas? no tengo el dato pero, con los chimpancés compartimos el 98% y con un árbol el 60. ...las hormigas deben estar en un parentezco intermedio.
Me voy a sentir fratricida cuando aplaste alguna.
Hago mis deducciones con base en la información política que proporcionas y solo te diría: sonriamos, todos vamos a ganar -si no se nos hunde el país-
Te saludo con afecto

Ernesto dijo...

a mi tambien me gusta observar hormigas y odio el telefono celular (el que poseo me lo regalaron, porque jamas hubiera comprado uno, de todos modos no lo uso), ademas tengo un gran respeto por aquellas personas que tienen la misma indiferencia por el celular.

Donbeto dijo...

Ernesto:
Bienvenido.
Me gusta que el respeto que se instala entre tu y yo a partir de estas comunicaciones incluya el que nunca te voy a llamar por celular ni tú a mí.
Fíjate, Ernesto, que desde mi temprana juventud - he dado muchísimas vueltas al sol desde entonces- me ocurre que alguna palabra que me parece maravillosa se me instala en la cabeza y la saboreo, repito, desgloso y trato de usar. Me dura la obsesión aproximadamente una semana.
Los días en curso he traído "caquéctico"....hermosa
previamente se me instaló la palabra "ojete"....¡que sonoridad!
antes: "alfeñique" y antes "supermán"..."magnífico", etcétera (mmmh, "etcétera suena magnífico).
Todo este prolegómeno (mmmh) es para decirte que eres culpable de que mis axones y neuronas estén rechinando porque el homenaje que le hiciste a García Márquez en tu espacio incluye decenas de palabras maravillosas que se me estan agolpando en el cerebro, confundiendo mi mente al agolparse en la puerta y no he podido decidir en que orden las acariciaré:
1.- "goznes"...necesarios para abrir ó cerrar
2.- "berlina"...para que se suba alguna bella dama de principios de siglo
3.- "boñigas"...combustible del desierto, heces pegadas a los zapatos.
4.- "déspota"...¡que palabra!.
"pitonisa"; "emponzoñarse"; "cenegal"; "veleidoso"; "errátil"; "desbalagado"...
Me siento extasiado y me dieron ganas de llamarte por teléfono celular para "lenguaraz" y casi con "alferecía", vestido con mi "jubón" sin "cilicios", ligeramente "babélico", felicitarte por tan hermoso ágape lingüístico.

Antonio dijo...

Antonio:

También podemos sentirnos fratricidas cuando nos comemos una ensalada César o incluso cuando nos tomamos un antibiótico. Pero no hay razón para ello.

En "El gen egoísta", Dawkins se extiende mucho sobre la relación entre el porcentaje de genes compartidos entre individuos y la disposición de estos a apoyar su mutua supervivencia. En el caso de las abejas y las hormigas, menciona que toda la colonia está formada por hermanos que comparten el 100% de la información genética, por lo que no tienen motivos para ser egoístas.

De la política... Por eso me gusta juntarme con gente inteligente chingao.

Un Abrazo.

Blog de Kekox dijo...

has visto a los "perezosos" como se mueven en camara lenta por las ramas de los arboles, como mastican lentamente las hojas, como si vivieran en otra dimension del tiempo, para mi es increible como es tan variada la natulraleza, las hormigas obsesivas, fanaticas del trabajo, jamas tienen tiempo para detenerse a pensar que su trabajo no tiene fin y no tiene caso afanarse tanto, al fin y al cabo la estrategia de los perezosos les ha dado para vivir por miles de años

un saludo

Donbeto dijo...

Donbeto:
digo, Antonio:
¿Leíste alguna vez de aquel experimento -resultados que todavía pongo en duda- en que colocaban a dos lechugas vivas (esto es, desarrolladas en macetas) en un cuarto aislado. Auna de las lechugas le colocaban sensores y transductores (electrolechugograma, supongo que se llama). Así, quietecito todo, las agujas en el papel no marcaban nada. Despues entraba un tipo, llamémosle "el lechugocida", con un machete y andaba un rato por el cuarto. Nada. En cierto momento el asesino atacaba salvajemente a la lechuguita de al lado y ¡las agujas conectadas a la "testigo" arañaban el papel como si registraran un terremoto!.
Y eso no era todo. Salía el miserable y despiadado verdulero y la lechuguita volvía a la calma pero, al entrar de nuevo el tipo, la lechuga volvía a mostrar "angustia".
Juro por la memoria de Benito Juárez (por la de mi mamá no me atrevo)que leí un reporte así hace como doce años.
Aunque nunca dejé de comer lechuga y tomatitos debo confesar que desde entonces me quedó escrúpulo si bien no tan inhibitorio y anonadante como el que provocó mi madre cuando, por ahí de mis 5 años de edad le pregunté como se hacían los niños y ella me explicó, seria y con cara de conferencista magistral:
"Los niños, m'ijito, se forman en el centro de los repollos y ahí crecen hasta que nacen".

Entre mis grandes pendientes, Antonio, está leer a tu tocayo Dawkins. Confieso que me empecé a interesar en él debido a la valía que tú le asignas. Realmente con lo que no he leído se podría hacer la biblioteca más grande del mundo (si se hace espero que sin goteras y cuarteaduras como la de nuestro "Ulises Criollo").
¿No te parece un poco teleológico atribuir la ausencia de egoismo a que se comparta el 100% del material genético?
Te saludo con gusto

Kekox:
Ahora comprendo porqué he sobrevivido tanto tiempo. Lo único que me preocupa para el futuro de los perzosos y para el mío propio es que con este asunto de la globalización puedan llegar predadores a nuestros hábitats.
Darwinianamente podríamos especular que debió haber perezosos en diversos lugares del mundo. Supongamos que en Africa haya evolucionado alguna especie de ese linaje. Ahí no sería viable por la existencia de carnívoros para los que serían un bocado fácil.
Que maravilla la vida. Hormigas, perezosos, mosquitos, elefantes, humanos....maravilloso misterio...
Te saludo, Kekox, y gracias por tu comentario

Victoria Mohedano dijo...

Hi Donbeto!
Leí tu comentario en mi Blog y me vine inmediatamente para acá. Sólo he leído esta entrada y me parece muy original, te añadiré a mis favoritos, sin duda. Tu estilo como el de algunos literatos mexicanos me parece simplemente fantástico, me encanta Carlos Fuentes.
Gracias por tu blog-visita.
Un saludo desde New York

Anónimo dijo...

Hola Donbeto, Aqui preguntándome si cuando uno mira a las hormigas ellas también lo miran a uno? Podrías aclararme esto? Pues si de ser cierto, que chismociadero se podría lograr colocando un nano-sensor en un hormiguero.Sabríamos las verdaderas y mejores recetas que solo se disfrutan con los buenos amigos y una inagotable labia, y muchas otras cosas más como adobo de la vida misma.
un saludo.

Rodrigo de Colombia

Donbeto dijo...

Victoria:
Placer tenerte por acá.
"Mohedano" me parece un apellido hermoso, al menos, lo pronuncio y suena magnífico. Si fuese forzoso cambiar mi apellido por otro, lo elegiría.
Aunque agradezco tu piropo al ponerme en la categoría de Carlos Fuentes, debo decirte que quizá tu apellido hace que seas hiperbólicamente generosa. Solo en función a nuestra relación "epistolar" y, con fines inconfesables, aceptaré que soy un gran literato.
- ¿Mohedano es un apellido hiper- castellano?
Te envío un beso desde Mty.

Apreciable Rodrigo:
Mi carrera como entomólogo se truncó cuando no pude comprender el desarrollo filogenético del ojo multifocal de las moscas y cuando, a la manera de Gregorio Samsa, me empecé a transformar yo mismo en un bicho sumamente parecido a los zánganos.
Te ofrezco una disculpa humilde por no saber si mis admiradas hormigas me veían viéndolas, pero, si acaso la hormiguita de la hazaña del "puente portable" me veía, puedo asegurarte que le ´"valía madre" (mex.: dícese de no darle importancia a algo). ¿Acaso con el nanosensor estarían divir´tiéndose como enajenadas viendo a un idiota embobado?.
Pido -y se ma ha concedido en buena medida-, Rodrigo, que mi inagotable labia y "comida" sirva para ligarme intensamente a mis amigos. Después de todo un compatriota tuyo, en "Doce cuentos..." escribió algo así como:
Estar vivo es conversar con los amigos.
Te saludo y siempre bienvenido

Antonio dijo...

¿Teleológico?

Sí. Si lo tomas tan simple como yo lo expresé, puede parecer teleológico.

Sin embargo, tal como lo explica Dawkins sí existe una línea de razonamientos de causa a efecto para explicarlo.

Un abrazo.

Donbeto dijo...

Hice trampa, Antonio.
La red se ha vuelto fuente de todo tipo de conocimiento, sabiduría, desconocimiento ó idiotez.
Cada vez me intereso más en leer a Dawkins pero mi trampa circustancial fué poner en el buscador google las siguientes palabras "hormigas, genes, 100%, egoísmo, dawkins", así, tal cual. Salieron 107 sitios con textos que incluyen esas variables. Elegí el primero y me topé con un sitio llamado "homo webensis; la web para homínidos con sentido crítico y del humor" donde replican una excelente discusión entre Jorge González Casanovas (pro Dawkins) y "Marmitako" (anti-Dawkins), ambos biólogos de evidente buena preparación. En abono de mi impresión de que la explicación del egoismo hormiguil en base a que comparten el 100% de genes me parecía "teleológica", cito el argumento 3 de Marmitako, aunque él usa el calificativo "tautológico":
3) Aunque los genes fuesen egoístas (que no es el caso), esto no tiene por que tener ninguna consecuencia sobre el comportamiento egoísta o altruista de las "máquinas" que los albergan (los organismos). Cada nivel de abstracción o incluso de organización esta limitado en cuanto a su efecto sobre el nivel siguiente que lo contiene. De este modo, aunque yo estoy formado por átomos que contienen electrones que describen órbitas vertiginosamente, no por ello estoy ahora dando vueltas alrededor de la habitación, compulsivamente, mientras escribo. De la premisa no se extrae la conclusión. Sin embargo, en el libro se utiliza recurrentemente el egoísmo de los genes como mecanismo básico para justificar que los indivuiduos que los albergan son, sin excepción y por imperativo biológico de sus genes, egoístas. Esto es un argumento epistemológicamente erróneo, y más que moderadamente falaz.

Te aclaro, Antonio, que a pesar del apoyo que este debatiente dá a mi impresión, no tengo una postura firme en relación a Dawkins porque no he leído nada directamente de la fuente.
El debate está interesantísimo y, si escribes algo sobre el tema aquí, allá ó acullá, me interesaría leerte.
Te saludo cariñosamente

Antonio dijo...

Don Beto: tomo el reto y trataré de explicar lo que me pareció bien de Dawkins en "El Gen Egoista", que es lo único completo que le he leído hasta hoy (tengo el God Delution en electrónico pero no lo he pasado a un formato amigable para su lectura en pantalla). Debo aclarar también que hay aspectos de Dawkins que no me gustan.

Por cierto, Ribozyme te dejó una respuesta en mi blog, a una sugerencia de libro que le hiciste.

Un Abrazo

Donbeto dijo...

1.- ¡Órale!
2.- Voy